¿En qué consiste la paz?

Vivo apartado del mundo y sigo la escondida senda por los montes de Argiñano, no sé si por estulto o por sabio. Aquí habla el silencio, aquí reina la paz, paz de soledad escogida, contexto inmejorable para cultivar el pensamiento, escuchar música o leer y descubrir a Bolaño. También buena atalaya, con perspectiva, para observar qué se dirime por esos mundos vascos y no vascos. Hablan los periódicos de la manifestación del pasado sábado en Bilbao. No estuve en la manifestación, aunque estuve en Bilbao virtualmente, disfrutando del magnífico espectáculo que nos ofrecieron Titín –al que le silban menos o ya no le silban en Bilbao–, Barriola, Olaizola y Ruiz, cada cual con su pensamiento y juego en la cancha y fuera de ella. ¡Inonvidable! Respetables todos, los del frontón y los de la calle; sin ese respeto mutuo no es real la paz.

Hablemos de la manifestación y hablemos de paz. Como queda bien reflejado en el párrafo anterior, yo no estuve  en la “Kolosala”, lo que no quiere decir que siga mirando estas cosas con los mismos ojos de otros tiempos; sin embargo uno tiene la biografía política que tiene y necesita tiempo para adaptarse a las nuevas circunstancias, aunque realiza todo lo que buenamente puede.

Por fortuna, divisamos ya el otro extremo del túnel, pero la travesía va a ser larga, la luz que se proyecta aún está mediatizada por muchas sombras que debemos despejar entre todos y en ese sentido, a pesar de que es poco lo que uno puede hacer, no escatimaremos esfuerzos. La paciencia es una virtud, no así la demora premeditada. Busquemos el punto de equilibrio. No recurramos a subterfugios como ciertas exigencias de carácter religioso como el arrepentimiento, porque vivimos en un estado laico. A mi modo de ver, el arrepentimiento es intrínseco a la deposición de las armas y, en su momento, a la entrega de las mismas, sin más explicitación, máxime cuando sabemos que muchos afectados por el terrorismo no aceptan ese arrepentimiento.

Si matar era irracional no pretendamos traer lo irracional a la lógica de lo racional, que por mí quede envuelta y enterrada en esa irracionalidad y absurdez esa violencia, siempre abominable, se llame como se llame violencia terrorista o política, o las dos cosas a la vez. Los actos terroristas deben ser condenados y resarcidos los daños causados en la medida de lo posible, y, al mismo tiempo, los autores recuperados para la sociedad, una vez que hayan cejado en su empeño de imponer su voluntad por las armas. Ardua tarea, pero apasionante, para mí al menos, que ya me había resignado a morir sin conocer jamás en la vida la paz, pues no me olvido que nací el año 1945. ¿A ustedes les dice algo?

Hoy he leído un artículo de Joseba Arregi, del que, con todos mis respetos, me permito discrepar en algunos aspectos. Quiero hacerle una observación de carácter general en referencia a la prisa que, a su entender, quiere imprimir al “proceso”, en sus palabras, la izquierda nacionalista y lanza una serie diatribas contra el socialista Jesús Egiguren. Ciertamente la prisa es mala consejera, así lo hemos reconocido más arriba, pero tampoco es bueno quedarse anclado en el pasado como si aquí no hubiera cambiado nada. No tengo mucha idea de leyes, pero Jesús Egiguren sí, y cuando dice lo que dice pienso que lo hace con conocimiento de causa y porque el de Aizarna ha apostado fuerte en esta partida de la paz definitiva. Estamos de acuerdo que no se puede abrir la puerta del corral y provocar una desbandada general, pero estimo que la ley puede ofrecer salidas dignas sin ser violentada; y el gobierno puede empezar, dentro de la ley por supuesto, a realizar gestos que con el tiempo, con el tiempo que haga falta, se traduzcan en soluciones viables, sin perjuicio para la memoria histórica que plantea el profesor de Andoain.

2012/01/09

Esta entrada fue publicada en 2 Opinión/reflexión y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s