La Trinidad

La Trinidad tiene una aceptación sin igual como centro de reunión montañero de los vecinos del Valle de Guesalaz e Yerri. Cuantas más veces acudas, más te arrastrará su fuerza atractiva. Debe ser la influencia que ejerce su entorno mágico. Ella siempre luce el blanco como una novia radiante, rodeada de finos pastos verdes, en un paisaje de suave relieve, visible desde todas las direcciones cual faro marítimo, y majestuoso punto culminante de todo el conjunto.

La ermita es una construcción del siglo XIII, aunque ha sido objeto de muchas renovaciones y adecentamientos. La iglesia y el cobertizo contiguo son las partes más importantes. Los arcos, el dintel redondo y la rejas de hierro forman la parte estética inmediata  del edificio, de los demás se encarga el paisaje.

Desde muchos puntos se puede acceder a La Trinidad. Se puede seguir la pista que avanza por Otsanzulo y barranco de Balsabe, para hacer un recorrido de 7 km. bajo la sombra de centenarias hayas, contemplando sus corpulentos troncos y su frondoso ramaje de hojas verdes agitadas por un suave viento, y salir al raso al cabo de una hora y media. La hojarasca cubre las raíces de los árboles en muchos sitios y otras veces aparecen con las raíces al descubierto sobre duras rocas, pero siempre en rigurosa armonía con el ambiente que los rodea.

El viajero se encontrará en el camino con abrevaderos y fuentes, muy solicitados, por cierto; los primeros, por los animales que pastan en las cercanías, y las fuentes son objeto de visita y consumo por parte de las  personas que transitan por el lugar.

Hay sitios ideales para disfrutar de un día de campo en cuadrilla, degustando unas chuletillas de cordero o magras de cerdo, todo ello bien sazonado con un buen vino navarro, que en algunos elaborados no envidia a ninguna otra región.

El viaje tiene que acabarse, naturalmente, en el alto, en la ermita. En esa cumbre tan significativa, formada por amplias lomas achatadas con una altitud superior a los 1.200 m. Podríamos concluir que junto con Malkasko, Mugaga y Zurlotz conforma o constituye el conjunto llamado “Los Montes de Trinidad”.

Esta entrada fue publicada en 2 Artículo y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s