Los caminos y la cima

En cierta ocasión, dos grandes teólogos, el uno católico y el otro protestante, estaban enfrascados en un sesudo debate. Para el católico la única religión verdadera y recta era la católica, y solamente a través ella se puede llegar a Dios. El seguidor de Lutero sostenía lo contrario, es decir, que la única religión verdadera y recta era la protestante, y que solamente a través de ella se puede llegar a Dios.

En esto, se les aparece una sombra de vivos colores y se escucha una voz pausada: He escuchado su acalorada discusión, y la sombra alargó su fino y largo brazo, que desprendía destellos de luz, para señalar la falda de una montaña con incontables caminos y mucha gente transitando por ellos, y les dijo: ¿Veis aquella alta montaña? ¿Veis la gente que  se dirige a su cima por los distintos caminos? Es que, en realidad, lo importante no es el camino, sino la cima.  

Original en euskara:1990; traducción libre: 2012

Esta entrada fue publicada en 2 Panal y hexágono y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s