El versolarismo, un fenómeno que sigue evolucionando

 

¿Qué es un versolari: un poeta-cantante, un improvisador, un fabricante de eslóganes, un virtuoso del lenguaje, o de todo un poco?

 —Como primera definición habría que admitir que el versolari es un improvisador. En su discurso no hay dos tiempos diferentes, uno de emisión y otro de recepción, sino que todo ocurre en el mismo tiempo. Por otro lado, el versolari elabora y emite su texto en el mismo acto, en la misma performance. Ahora bien, esa improvisación es real y aparente al mismo tiempo. Es real por lo que acabamos de apuntar y es aparente puesto que existe una preparación previa y se hace de muchas maneras: el versolari memoriza las rimas, se aprende la música, estudia los posibles temas, realiza entrenamientos “a puerta cerrada”, hace acopio de clichés y expresiones, mira la mejor forma de argumentar, etc. También es un poco de poeta en la medida en que fuerza el lenguaje, utiliza el doble sentido, juegos de palabras, la elipsis y el asíndeton son constantes, etc. Sin embargo, no utiliza un lenguaje elevado sino, más bien, un lenguaje que el pueblo llano lo domina perfectamente; aunque últimamente la cosa ha cambiado bastante con la incorporación de nuevas generaciones que son más cultas, pero, a lo mejor, no tan habilidosas en el manejo del lenguaje oral.

  —¿Hacen falta cualidades innatas para ser versolari? ¿Cualquiera puede practicar?

 —Conviene alejarse de los extremos. Es como en todo. Se nace con unas habilidades determinadas, pero luego esas destrezas hay que ejercitarlas y ponerlas a punto. Y eso lo mismo sirve para un ciclista que para un pelotari o un versolari. Si no hay madera no habrá escultura, pero, aunque haya madera, si no se trabaja esa madera tampoco habrá éxito. Se podría hablar de algunas cualidades de un buen versolari. Por ejemplo, es imprescindible tener buena memoria, tener un don especial de observación. Creo sinceramente que los versolaris tienen un nivel de inteligencia bastantee alto, tanto en lo que se refiere a la inteligencia computacional –inteligencia en sí-, inteligencia ejecutiva –aprovechamiento- (ambos términos acuñados por J.A. Marina).

  —¿Cómo es el proceso de creación?

 —La pregunta creo que se refiere a la elaboración inmediata del verso. La aproximación ya está explicada en el primer punto. El verso se elabora de la siguiente manera, dependiendo si actúa en solitario o en compañía de otro versolari: el presentador le(s) expone el tema sobre el que debe(n) improvisar un determinado número de estrofas (normalmente suelen ser tres por cada parte) que se ajustan a una determinada métrica. Normalmente suelen ser estrofas de 8 líneas, con rima en en las pares, es decir, en la segunda, cuarta, sexta y octava línea. La rima siempre es consonante. El número de sílabas métricas es de 10 en las impares y 8 en las pares, si se trata del zortziko mayor y de 7 en las impares y 6 en las pares, si hablamos del zortziko menor. Hay otras medidas, pero son variantes de estas dos que conforman la base. Pero yendo al sentido más exacto de la pregunta, diremos que el versolari piensa en el sentido inverso al que canta. En primer lugar piensa el final de la estrofa; suele ser una sentencia con fuerza y contundencia si estamos argumentando o una imagen potente en caso de que estemos describiendo, exponiendo etc. La cuestión es llegar al público, tocar su corazón, provocar una emoción. Una vez hecha la reserva pertinente el versolari empieza a improvisar, pero siempre apoyándose en la mucha experiencia que ya ha adquirido y todo el resorte mencionado en el apartado primero.

  —Evolución de la temática.

 —Es notorio que ha habido una evidente evolución de la temática. El versolari de antes abarcaba un campo temático mucho más restringido. Su conocimiento enciclopédico o su mundo referencial era muy limitado: apenas viajaba, se desenvolvía en un ambiente eminentemente rural, no tenía acceso a la lectura. El versolari y el aficionado compartían la misma información en un porcentaje muy alto. Hoy en día tanto el versolari como el espectador poseen mucha más información, pero vivimos en un mundo caracterizado por la especialidad y el ámbito de conocimiento compartido por todos es menor, y puede darse el caso de que algunos aficionados no capten el mensaje del versolari con la misma facilidad que antes. Podríamos afirmar que el versolari y el aficionado de antes sabían mucho de pocas cosas y los de ahora saben poco de muchas cosas. Los temas que antes más se cantaban eran el tema religioso, sobre el euskera, las buenas costumbres, temas referidos a la vida de caserío, acontecimientos populares, la familia… desde una perspectiva pragmática y deóntica de la vida. Hoy, prácticamente ha desaparecido el tema religioso, sino es para criticar algunas actuaciones concretas; la vida rural apenas tiene presencia, el costumbrismo ha desaparecido, se canta sobre todos los temas que podemos imaginar en la prensa y en la televisión y la radio, inclusive temas políticos. La sátira y el humor funcionan parecidamente, pero referidos a distintos personajes y objetos.

  —¿Qué función tenía y tiene el versolari?

 —La función primordial del versolarismo de antes y de ahora es la función lúdica. Creo que antaño tuvo algo de función informativa en casos más bien puntuales, es decir, cuando cantaban algunas epopeyas de las gentes del mar, cuando referían algún hecho impactante como podía ser un asesinato, etc. De función persuasiva, en el sentido pragmático, tiene muy poco. Los versolaris discuten y persuaden “en broma”, en plan lúdico; es un debate serio en el momento mismo de su celebración, pero sin ninguna trascendencia fuera del escenario. Se ocupan de hechos o temas presentes. Hay que subrayar su carácter erístico (independientemente de que sea o no verdad, tratan de llevarse la razón)

 —¿Qué ha aportado la entrada de la mujer?

Lo que ha aportado en otra área cualquiera. Significa seguir avanzando en la  normalización de la sociedad. Además, al tratar algunos temas pueden tener una visión diferente de la perspectiva del hombre. La mujer ha aportado sensibilidad, ha supuesto que se erradique en gran medida el machismo de los escenarios. La mujer no es ya objeto de chanza en el repertorio de los versolaris. Hoy en día serían duramente censuradas algunas estrofas dedicadas a las mujeres, por ejemplo, por Xenpelar y Txirrita. En lo sexual casi ha llegado hasta nuestros días la figura de la mujer incitadora, como inductora al mal. Todo eso ha desaparecido, afortunadamente. Hoy en día se cuenta hasta lo picante con mucha naturalidad, la mujer tampoco tiene que reprimirse por su condición de mujer. Hemos ganado mucho en ese sentido. Ha desaparecido cierto tipo de morbo y todos nos sentimos mucho más maduros.

 —¿Se pueden establecer comparaciones entre los versolaris antiguos y la nueva hornada?

Yo suelo decir, en broma, que en el versolarismo actual hay “dopaje mecánico”. Es una bicicleta con motor incorporado que lo lleva escondido en alguna parte de su estructura. He hecho un pequeño estudio en ese sentido. En efecto, se ven algunas diferencias bastante significativas. Lo mejor será exponer aquí el cuadro-resumen de las conclusiones que saqué de aquel estudio:

 Ámbito:versolari antes/ ahora

Estudios: Formación escasa/Buena formación

Mundo referencial: Muy limitado/Amplio

Lliteratura escrita:  No conocía/Conoce

Escenario: Sidrería, taberna/Teatro, cines, frontón…

Ambiente: Rural/Urbano

Cultura religiosa: Amplia/Limitada

Contexto politico:  Poca politización/Mucha politización

Autoridades:Respetados/Criticados.

Información: Taberna, feria, misa…/Medios de comunicación.

Modo de aprender: Por su cuenta/Escuela de versos

Lengua: Sólo esukera/Conocen otras lenguas

Profesión: Labrador/Nuevas profesiones

Tipo de estrofa: Corto /Largo

Modalidad: Sin temas forzados/Temas impuestos

Temas: Muy limitados /Amplios y modernos

Característica:Sencillez/Complejidad

Técnica:Poco Elaborada/Muy elaborada

Modalización: Deóntica/Apreciativa

Función rima/Música: ayuda para la memoria/Ornatus,estética.

Se podría ampliar, pero creemos que ya da para hacernos una idea bastante exacta de la diferencia.

—¿Cómo se explica que este fenómeno tenga tanto éxito en una comunidad con apenas 600.000 vascoparlantes, máxime teniendo en cuenta que otras expresiones de la cultura vasca están en declive (herri kirolak, algunas modalidades de la pelota…)?

 —No sé si no me voy a meter en camisa de once varas con esta respuesta. De cualquier modo, procuraré aclarar de la mejor forma posible. El versolarismo es un fenómeno relativamente reciente. No tiene más allá de 220 años de historia. Digamos de otra forma: no hay evidencias claras de que antes de esa época hubiera versolaris en nuestra tierra, si bien hay quien opina que en la Corte de Navarra podría haber habido trovadores vascos (euskaldunes). También podemos descorrer la cortina del tiempo más allá, si consideramos que Etxepare era versolari. A mí no me lo parece. Sea como fuere, ahora viene el galimatías, el versolarismo nació en la era moderna, pero todas las características de la época premoderna, ya así se ha mantenido casi hasta nuestros días. Sin embargo, ahora se ha plantado en la era postmoderna sin haber recibido influencias de la época moderna. Y ahora respondo más directamente a la pregunta: si el versolarismo se conserva con más o menos éxito todavía, según mi criterio, obedece fundamentalmente a un factor: nuestra lengua ha tenido, por circunstancias algunas conocidas y otras no tanto, poca evolución literaria, se ha mantenido como una lengua oral y eso ha hecho que, siendo el versolarismo un fenómeno oral, se haya mantenido tan vivo. El otro factor es que, considerándolo eminentemente euskaldun, no se han escatimado esfuerzos para acometer todas las innovaciones necesarias a fin de que este fenómeno, ya digo no es tan lejano en tiempo, siga floreciente.

Prengunta: Mikel Ormazabal.
Responde: Rufino Iraola

 

Esta entrada fue publicada en 1 Bertsoa y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s