ES

Es la perpetua tranquilidad

del corazón.

Es no tener problemas.

Es nunca estar enojado o

apesadumbrado, irritable o dolorido.

Es no extrañarme de nada de lo que

me

hacen, sentir que nada se hace en

contra mía.

Es estar tranquilo cuando nadie me

alaba y cuando soy culpado o

despreciado.

Es tener un bendito hogar en mi

mismo en donde yo pueda entrar,

cerrar la puerta, arrodillarme ante Él

en secreto y estar en paz como en un

profundo mar de tranquilidad, cuando

todo lo que hay en mi alrededor y

cerca aparente ser un problema.

Dr. Bob

(Gentileza de E. M.Lozano)

Da bihotzeko baretasun

beti-betea.

Da problemarik ez izatea

Da sekula haserre edo

atsekabetu, sumindu, samindurik ez egotea.

Da egiten didaten ezertaz ez

harritzea, nire aurka ez dela ezer egiten

sentitzea.

Da inork goraipatzen ez nauenean

lasai egotea, eta berdin akusatu edo

mespretxatzen nautenean.

Da neure baitan egonleku bedeinkatu

bat izatea non sar naitekeen,

atea itxi, belaunikatu Bere aurrean

sekretuan eta bakean egon, itsaso

sakon eta bare batean bezala, nire inguruan

eta ondoan dagoen guztia itxura batean

problema den bitartean.

(R. Iraolak itzulia)

Esta entrada fue publicada en 2 Espiritualidad/Reflexión y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s