¡DEJALO SER…!

 

 

¿Qué es muy injusto
lo que te pasa,
y que tu suerte
siempre es escasa,
y no mereces
tal padecer…?
¡Vamos, amigo…,
déjalo ser…!

¡Déjalo ser…!,
que ese calvario
que tú imaginas
en tu escenario,
te lo fabricas
tú para ti,
cuando te dices
“¡pobre de mí!”.

¡Déjalo ser…!,
y eleva el modo
con que en tu vida
lo miras todo…,
si ya en el fondo,
tu Esencia sabe
que en la existencia
nada es tan grave…

¡Déjalo ser…!,
que en este andar,
no hay coincidencias,
y no hay azar…,
porque la senda
que te tocó,
¡ha sido tu alma,
quien la planeó!.

¡Déjalo ser…!:
sé ese testigo
desapegado,
neutro, objetivo,
que al ver la espuma
sobre su playa,
deja que llegue…
y que se vaya…

¡No olvides nunca
que estás de paso!,
y que las risas
y los porrazos
te están llegando
para aprender…
¡Vamos, amigo…,
déjalo ser…!

 

Jorge Oyhanarte

poesiasdelanuevaenergia.com

Gentileza de Enrique Martínez Lozano

Esta entrada fue publicada en 2 Espiritualidad/Reflexión y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s