Miedo y sufrimiento

 No sabemos cómo tratar nuestro sufrimiento que hunde sus raíces en el miedo. Pocas personas saben enfrentarse al miedo adecuadamente y superarlo. Hace aflorar en nosotros fácilmente el deseo de venganza que, por otra parte, no nos conduce a ninguna parte si no es al territorio de nuevos sufrimientos.

Atizamos el fuego de la venganza: pensamos que, infringiendo un castigo duro al que nos ha provocado el sufrimiento, vamos a paliar nuestro propio sufrimiento. «Hay que darle un escarmiento» decimos en nuestro fuero interior. Solo el ignorante puede pensar que castigando al victimario puede aliviarse el sufrimiento de la víctima.

El Buda dijo en cierta ocasión: «Después de observar el estado mental de las personas que no son felices, he visto, oculto bajo su sufrimiento, un cuchillo muy afilado. Ese cuchillo, que no ven, es el que les impide relacionarse con el sufrimiento».

«El mundo se debate entre las llamas del miedo, sufrimiento y odio» dice un monje budista. Para aliviar nuestro sufrimiento, tenemos que preguntar, sin demora, qué es lo que nos impulsa al odio y la venganza. Por ejemplo, me parece  muy pertinente preguntarnos qué les mueve a tantos terroristas suicidas a provocar tanto dolor en personas ajenas y, al mismo tiempo, a sacrificar su propia vida.

He meditado algo antes de contestar y no he encontrado mejor respuesta que esta: la injusticia, real o imaginaria, que perciben. Es cierto que me estoy moviendo en un terreno muy teórico y que, antes de nada, es necesario abordar e intentar detener la violencia. No estará de más que subraye aquí que la lucha antiterrorista siempre debe caracterizarse por el respeto a los derechos humanos y su exquisitez conforme a la legalidad vigente desde una perspectiva ética y democrática.

Y además cabría preguntar cuál es nuestra responsabilidad (sobre todo, la de los dirigentes políticos)  en las injusticias, el hambre y la miseria de mundo. Hay que tener, siempre, muy presente que responder a la violencia con violencia genera más violencia, más injusticia y más sufrimiento, no solo en las personas que intentamos castigar, también en nosotros mismos.

Lo que voy a decir a continuación puede parecer una mojigatería, pero es la solución a tanto miedo y sufrimiento. Favorecer la energía de la compasión y la empatía reduciría considerablemente el nivel de odio, miedo y sufrimiento que nos asola. La semilla de la compasión ya está presente en nuestro interior; lo único que hay que hacer favorecerla para que se haga presente en nuestra vida.

Estamos llamados a una revolución pacífica porque el estado actual de las cosas de este planeta es, simplemente, insoportable; la paz del mundo depende de que hagamos del planeta un lugar sin tensiones, con más solidaridad, menos explotación, mejor reparto de todo tipo de bienes y poner coto a este capitalismo salvaje donde unos pocos se llevan el fruto del trabajo de muchos.

Además lo organismos internacionales tienen que favorecer la libre elección de los pueblos que están dentro del mismo estado, para organizarse como mejor les parezca, dentro o fuera del marco que ahora mismo están, manteniendo o abandonando el estatus que tienen.

Por último, la mayoría de dirigentes mundial es creyente, y muchos ellos cristianos  donde sobresale la religión católica. Pues bien, les recomiendo que lean las famosas encíclicas Mater et Magistra y Pacen in Terris, de Juan XXIII. Si no tienen mucho tiempo, les indico algunos artículos interesantes:  13, 82, 127 y 132  del primero, y el 94, 95, 96 y 97 del segundo, sin perjuicio de que puedan encontrarse otros muchos artículos de gran interés.

Esta entrada fue publicada en 2 Espiritualidad/Reflexión y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s