RECONCILIACIÓN Y CONVIVENCIA

“Reconciliación” y “conviviencia” son las dos caras de una misma moneda. Estos días, monseñor Uriarte y Luis Haranburu Altuna han salido a la palestra con sendos artículos:  monseñor Uriarte parece decantarse por la “reconciliación” mientras que Haranburu Altuna se inclina por la “convivencia”.

Cuando, por cualquier causa, dos personas o colectivos se alejan entre sí (hasta el extremo que ustedes quieran), es un absurdo decir que se ha roto la “reconciliación”. Lo correcto es decir que se ha roto la convivencia. Pero el único medio para recomponer la convivencia es la reconciliación. De ahí que “reconciliación” y “convivencia” sean dos términos inseparablemente unidos.

Discrepo de Luis Haranburu Altuna cuando dice que “recoliciación” es un término que corresponde al ámbito teológico. No es así. Reconciliar es unir en la medida de lo posible lo que estaba desunido, fuere en el ámbito fuere.

Porque, si seguimos las tesis Luis, podemos “convivir” incluso odiando. Eso ya lo hemos vivido antes, ahora queremos otra cosa. Qué ambiguo queda eso de “para convivir basta respetarse”. ¿Qué es respetar? ¿La indiferencia? ¿La tolerancia mal entendida? ¿Que nos veamos cada mañana en la puerta de la panadería y que siquiera nos dirijamos la mirada? ¿Eso es respetar?

No sé a quién se le atribuye la expresión “amontonar indiscriminadamente víctimas de distintas violencias”. Creo que es desafortunada esa expresión en sí. ¿Quién lo dice? Lo correcto sería decir “resarcir el daño ocasionado a todas las víctimas”, dar a cada cual lo suyo, en la medida de lo posible.

Decir que hay que distinguir entre “enemigo” y “adversario” no viene a cuento, es obvio. Es que no ha habido ni hay enemigo más que el que cada cual se inventa en cada momento en su imaginario, de acuerdo con sus intereses políticos y justificación de sus acciones violentas. La reconciliación no descarta la posibilidad de llegar a considerar, en el futuro, a los de enfrente “otros yoes”.

Por otro lado, las responsabilidades políticas nunca se diluyen, cada uno es responsable de los actos que realiza o comete, y para siempre, pero eso no impide la reconciliación. Tampoco observo que don José María Uriarte intente confundir a nadie.

De lo se trata es de no poner resistencia a lo que es evidente, sino aceptar lo que “hemos hecho”, el daño causado pero sin “reducirnos” a ello. Es decir, reconocer la capacidad que tienen las personas de asumir su equivocación y de reinsertarse en la sociedad.

En efecto, sin no hay reconciliación no habrá convivencia y en ese sentido al monseñor Uriarte le asiste toda la razón. Habrá “tolerancia”, indiferencia… pero no habrá un verdadera convivencia. Es verdad, y estoy de acuerdo, la democracia se asienta sobre la convivencia entre los diferentes, pero estos deben estar “reconciliados” y no enfrentados de modo irreconciliable.

Voy a exponer en poquitas palabras lo que significa para mí la convivencia. No existe, por supuesto, ninguna obligación de abrazar al adversario político ni de relacionarse como amigo, pero sí de estar en disposición de hacer algún esfuerzo para mejorar las relaciones.

Para mí, la convivencia se fundamenta en cuatro o cinco aspectos muy sencillos: corresponder al saludo del otro y mantener una relación cortés, en la reuniones y eventos que coincidamos escuchar y responder el uno al otro sin segundas intenciones y sin sarcasmo, no evitarse ni criticarse por la espalda, respetar la ideología y las propuestas políticas del otro… Con esas fórmulas tan sencillas ya estamos poniendo las bases para la reconciliación y la convivencia.

Esta entrada fue publicada en 2 Opinión/reflexión. Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s