¡HOY TENGO UN BUEN DÍA!

  1. Hoy me he despertado, no he tenido dificultad para levantarme y ponerme a respirar consciente y plácidamente / Parece que hoy no me expulsarán de mi casa ni me echarán del trabajo / Hoy es buen día, no tendré que arrodillarme a la puerta de un banco para pedir  limosna, ni escarbaré en la basura / Hoy no suplicaré en Cáritas ni en el banco de alimentos / Hoy no pasaré vergüenza.
  2. Hoy he podido subir las persianas, abrir la mañana, estrenar el mundo/ Un sol muy valiente ilumina los rincones oscuros de la noche / Me invade la grata esperanza de que hoy no será un día de esos en que las gallinas tratan de volar para oscurecer el cielo.
  3. El día se presenta sin grandes sobresaltos: hoy no naufragaré, pues no tengo la más mínima intención de embarcarme en ninguna patera ni arriesgarme a que me arrojen al mar, es que, por pura suerte, no hay una guerra atroz a la puerta de mi casa, ni nadie que pretenda cortarme la cabeza.
  4. Hoy saldré a pasear, contemplaré la fronda de los árboles y desde ellos la brisa me susurrará palabras muy vitales / Claro que,  como todos los días, hoy también soplarán los catorce vientos, pero sabré escabullirme de los siete vientos malos y  solo ofreceré mis alas a los siete vientos buenos.
  5. Con mucho gusto hoy me sentaré tres veces a la mesa, y saldré a tomarme un café gourmet y luego un pote / En estos momentos no cargo con un dolor insoportable, y creo que podré mantenerme en paz frente a los dolores cotidianos / Hoy no me derrotará la vida ni me temblarán las piernas, y ante las tareas diarias no bajaré los brazos ni esconderé las manos.
  6. También hoy leeré un buen rato y otro rato contactaré con mi silencio y su fondo bueno / Otro ratito escucharé sones que moverán mis pies, / saldré a trotar para que mis humos se desvanezcan / y después del milagro de la ducha me encontraré con el amigo,/ caminaremos juntos la dicha de ser viajeros que no han llegado aún a puerto.
  7. Y sobre todo, hoy viviré la suerte de que mi familia, también hoy, me siga queriendo, a pesar de todas mis sombras y agujeros / Si ellos también sienten de alguna manera mi amor, el día estará logrado.
  8. Estoy contento también porque, a día de hoy, aún no me han domesticado del todo: creo que detecto a los ama estradores / No canto victoria, solo digo que no se me ha apagado la indignación, y saldré hoy a manifestarme para gritar que por nada del mundo aceptaremos jamás que arrastren a nuestros jóvenes como a bestias cazadas.
  9. En fin, hoy no me disminuyo ni me escondo, hoy no romperé las horas, hoy me reinventaré, hoy gozaré de la tierra prometida, hoy con José Martí canto: “¡Arpa soy, donde vive el universo / salterio soy, vengo del sol y al sol voy, / soy clamor; soy el verso!”.
  10. Sin embargo, sin embargo… esto que llamo “día bueno” no me hacefeliz; no me deja serlo un interrogante que se abre como un abismo a mis pies: ¿por qué para mi un día con tantas oportunidades  mientras a tantas personas se le arrebata la posibilidad de musitar esta sencilla frase: “Hoy tengo un buen día”?

Carlos Villalba (Grupo de Arantzazu)

Esta entrada fue publicada en 2 Espiritualidad/Reflexión y etiquetada . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s